lunes, 14 de septiembre de 2015

Duelo por la desaparición del Bosque de la Danza – Por Sergio Cardozo

Nuestros árboles han desaparecido, y queremos más que una simple explicación...
A más de uno de los visitantes de este blog, ya le sonará el nombre “Casa-Museo de la Danza de Logroño”, a través de algunas entregas en este diario. (Ver artículosobre los Museos de la danza en España).

Y desde este diario personal comparto con vosotros la indignación y duelo que guardamos todos los allegados de la profesión de la danza, por la devastación producida en la ciudad de Logroño al Bosque de la Danza


SÍGUENOS EN FACEBOOK


Pero este duelo ni siquiera se transforma en luto porque literalmente han “desaparecido” 50 de los 60 árboles plantados personalmente por grandes personalidades de la danza y bautizándolos con sus propios nombres, como legado y compromiso claro, en este proyecto que pretendía ser un pequeño racimo de ilusiones para proteger el medio ambiente.

El Bosque creado en 2009 y que poco a poco iba creciendo a los largo de estos años (en número, en tamaño y en especies arbóreas), fueron plantados con los nombres (y solo por mencionar algunos), como los de: Alicia Alonso, Víctor Ullate, Oscar Torrado, Laura Hormigón, como los actuales directores de los Ballets Nacionales de España: Antonio Najarro (BNE) y José Carlos Martínez (CND).

El proyecto se llamó –y se llama – “Apadrina un árbol” y desde el año pasado quedó pendiente la plantación que llevarían entre otros nombres, los de María de Ávila y Tony Fabre, en homenaje póstumo de los profesionales y aficionados a la danza.

Pero este verdadero “acto vandálico”, propiciado y ejecutado, por el Ayuntamiento de la ciudad de Logroño, resulta cuando menos un acto ignominioso y cruel, hacia la profesión de la danza y los propios ciudadanos de la ciudad, que sabemos son merecedores y cuidadosos con su legado y el medioambiente.

Sirva este breve post a manera de información y de reclamo público de este tipo de maltrato que no nos merecemos.

Os dejo con el comunicado público del Director de La Casa de la Danza de Logroño.



PÁGINA DEL BOSQUE EN FACEBOOK, que se convertirá en una de las plataformas por la lucha:

Esperamos el apoyo de todos los amantes de la danza y el medio ambiente. Sergio


Las hojas de este árbol, que del Oriente
a mi jardín venido, lo adorna ahora,
un arcano sentido tienen, que al sabio
de reflexión le brindan materia obvia.

¿Será este árbol extraño algún ser vivo
que un día en dos mitades se dividiera? 
¿O dos seres que tanto se comprendieron,
que fundirse en un solo ser decidieran?

La clave de este enigma tan inquietante
Yo dentro de mí mismo creo haberla hallado:
¿no adivinas tú mismo, por mis canciones,
que soy sencillo y doble como este árbol?

Copia del poema original de Goethe con hojas de Ginkgo pegadas en él por Goethe mismo. 
15 de septiembre de 1815. Original (copia en exhibición) en Museo Goethe, Düsseldorf (Alemania). 


El árbol elegido como emblema de este bosque fue el 'Gingko biloba', llamado “el árbol de la esperanza” porque encontraron estos árboles después de la  caída de las bombas en Iroshima. Pero esta esperanza ha sido masacrada por la negligencia que sus responsables políticos no han sabido velar porque siga existiendo.






A todos los que trabajan y hacen posible la danza, el arte y la cultura, muchas gracias.
Gracias por compartir y seguir este blog. Bienvenido a cualquier comentario o sugerencia. Sergio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada