miércoles, 12 de abril de 2017

El Ballet Nacional de España realiza un nuevo Paso a Dos para la Danza en el día del Parkinson – Por Sergio Cardozo

Afectados y familiares del mal de Parkinson, ensayan por primera vez con el Ballet Nacional de España

BNE en el Día del Parkinson
Foto: Sergio Cardozo
Las palabras solidaridad y la tan mentada “plena inclusión”, no son una mera declaración de intenciones ni de promesas vacías para el Ballet Nacional de España, desde que llegara a la dirección Antonio Najarro.

Trabajar por acercar la danza a los sectores más desfavorecidos u olvidados, se hace día a día más patente en las salas de su sede del Paseo de la Chopera. Si ya hemos sido eco de las actividades con el colectivo de síndrome de down, esta vez abre las puertas a las asociaciones dispersas en distintos municipios de la región madrileña, que llevan a cabo una labor social destinada a los afectados de parkinson y sus familiares.

BNE en el Día del Parkinson
Foto: Sergio Cardozo
Catalogada como la enfermedad de Parkinson (EP), mal de Parkinson, parkinsonismo idiopático, parálisis agitante o simplemente párkinson, es un trastorno neurodegenerativo crónico que conduce con el tiempo a una incapacidad progresiva, producido a consecuencia de la destrucción, por causas que todavía se desconocen, de la despigmentación de las neuronas de la sustancia negra, y es el segundo trastorno neurodegenerativo, en personas mayores, después de la enfermedad de Alzheimer.

En el año 1997, la Organización Mundial de la Salud estableció que el 11 de abril se celebraría el Día mundial del párkinson, con el objetivo de acrecentar la concienciación de las necesidades de las personas aquejadas de esta dolencia. A esta iniciativa se sumó el Ballet Nacional de España al proyecto “Danza para el Parkinson” de Danza-T: Red de Trabajadores de la Danza, una iniciativa creada por César Casares desde esta asociación, y que ya se promueve en los municipios madrileños de Alcorcón, Fuenlabrada, San Sebastián de los Reyes y Móstoles.

La actividad ha tenido lugar en la sede del BNE el martes 11 de abril a las 11:30 h. y ha sido una verdadera fiesta para todos los que tuvimos la oportunidad de acercarnos hasta allí para asistir a ella, y que intentaré describir con algunas palabras, imágenes y vídeos.

  SÍGUENOS EN FACEBOOK


BNE en el Día del Parkinson
Foto: Sergio Cardozo
El movimiento danzado, brinda por sus características, posibilidades innegables para el desarrollo y crecimiento personal en todas las edades o ámbitos terapéuticos. 

Es un medio que no persigue excluyentemente el logro de metas solamente físicas y de rendimientos, sino que, además, brinda la posibilidad de disfrutar del cuerpo en movimiento expresándose, alcanzando todos los ámbitos de la persona. 

Algo que todas las artes son capaces de transmitir, y mucho más la danza, cuando se pone el cuerpo en juego.

video


La vivencia de un bailarín, a través del control de su cuerpo, del espacio, moviéndose rítmicamente con el acompañamiento casi indispensable de la música, son sin lugar a dudas unos aliados valiosísimos para los pacientes en su lucha diaria contra la enfermedad del Parkinson.

video


El Ballet Nacional de España, con este encuentro, le permite continuar su trayectoria de acercar la Danza Española a nuevos públicos y espacios, manteniendo su compromiso con la sociedad y los colectivos vulnerables, siendo un género de danza especialmente útil para ello debido a su ritmo muy marcado y a su expresividad.

(De izquierda a derecha)
Inmaculada Salomón, César Casares, Cristina Arnau, Anabel Olmedilla,
Antonio Najarro, Concha Mora y Paloma Alfonsel
Foto: Sergio Cardozo
Además de una gran presencia de medios de comunicación, estuvieron presentes y pudimos retratar al impulsor de esta iniciativa en Madrid, César Casares, las cuatro profesoras que llevan a cabo la actividad en las distintas asociaciones, Cristina Arnau, Anabel Olmedilla, Concha Mora y Paloma Alfonsel.

El encuentro ofreció una clase preparada por la primera bailarina del BNE Inmaculada Salomón, y luego el propio director, Antonio Najarro dirigió la enseñanza y la puesta en práctica de la pieza “Luz” del ballet Alento, actualmente en el repertorio en gira del Ballet Nacional de España, cuya coreografía quedará incorporada al repertorio de Danza para el Parkinson, un programa presente en más de 120 comunidades de 16 países.

A la actividad propuesta, junto a los 30 afectados de parkinson, familiares (hasta un nieto), y las profesoras, se unieron 12 de los bailarines y bailarinas principales del BNE: Esther Jurado, Francisco Velasco, Inmaculada Salomón, Sergio Bernal, Eduardo Martínez, María Fernández, Débora Martínez, Miriam Mendoza, José Manuel Benítez, Carlos Romero, Carlos Sánchez; acompañados en la clase por el pianista Juan Álvarez.

El objetivo que se perseguía con esta iniciativa, era la de normalización, socialización y visibilización de esta enfermedad, fue ampliamente conseguido. Antonio Najarro, director de la Compañía del BNE, presentó la actividad como una oportunidad para un “intercambio de emociones” entre bailarines y para que “todos nos sintamos privilegiados” por participar en eventos de estas características.


video


“El baile, desde el punto de vista neurológico, es un proceso complejo en el que se activan circuitos neuronales motores y sensoriales a la vez que la música estimula los centros de recompensa del cerebro”.
Dr. Pablo Irimía, Sociedad Española de Neurología.

¡ENHORABUENA POR ESTA INICIATIVA Y POR TAN PRECIOSO ENCUENTRO!

ENLACES RELACIONADOS

A todos los que trabajan y hacen posible la danza, el arte y la cultura, muchas gracias.
Hasta el próximo paseo y gracias por visitarnos. Sergio

También te puede interesar visitar en este Blog
Espectáculos, eventos, ciclos… en nuestra Melange
≤ Artículo anterior   Artículo siguiente ≥

No hay comentarios:

Publicar un comentario