martes, 16 de diciembre de 2014

GALAS DE DANZA… El Corsario - Por Sergio Cardozo

EL CORSARIO

En el fondo mi alma lleva un tierno secreto
solitario y perdido, que yace durmiendo;
pero a veces, mi pecho al tuyo respondiendo,
como antes sufre y tiembla de amor, desesperado.

Ardiendo en pausada llama, eterna pero oculta,
hay en su centro como una candela fúnebre,
pero su luz parece no haber brillado jamás:
ni alumbra ni combate mi oscura situación.

¡No me olvides!... Si algún día pasas por mi tumba,
tu pensamiento reclina apenas en mí, perdido.
El dolor que mi pecho no venciera, el único,
es pensar que en el tuyo pudiera encontrar olvido.

Escucha, alucinadas, tímidas, mis últimas palabras-
la virtud a los muertos no niega esa merced;
dame... cuanto pedí. Dedícame una lágrima,
¡la sola recompensa en pago de tu amor!...

The corsair, Lord Byron (1788-1824)

Litografía de El Corsario

Conociendo un poco la vida de este escritor, hito en la literatura del romanticismo inglés, uno entiende que este poema tan breve (1814), pueda ser capaz de inspirar la creación de grandes obras de la escena de los clásicos, tanto de la ópera (Verdi 1848), pero aún más del ballet más académico (Decombe 1837).

Si eres asiduo a estas entregas sabrás que al final del post encontrarás referencias y enlaces para profundizar sobre sus protagonistas, historias y anécdotas de las obras que compartimos.




El Corsario es una obra emblemática en las representaciones del ballet más académico, que en plena etapa del romanticismo rompe con la costumbre de ensalzar la figura femenina de este tipo de representación escénica para recuperar la destreza dancística varonil (a la inversa de lo que sucedió en los comienzos balletísticos).

SÍGUENOS EN FACEBOOK


Le Corsaire por Nureyev, Baryshnikov y Corella


Sabemos que El corsario fue una coreografía original de Ferdinand Albert Decombe (1837) , hubo una versión de 1856 con coreografía de Joseph Mazilier, música original de Adolphe Adam. Otra versión data de 1899 con la coreografía del pas de deux de Marius Petipa y Jules Perrot y música de Ricardo Drigo. 
Otros prolegómenos e historias nos lo cuenta mejor el crítico de danza Roger Salas desde su blog “Por pies”, de los cuales dejamos los enlaces para su consulta al final de esta crónica.

La historia es bastante sencilla (y quizás pueda resultar burda la síntesis que realizo), pero es mucho más de lo que podrías imaginar en cualquier transeúnte que pase por tu camino, o en tu camino: La disyuntiva amorosa ante dos conflictos bastante típicos de este tipo de relatos: “la bolsa o la vida”. Un conflicto extraordinariamente estético, en el caso del ballet, que enfrenta  las argucias de una esclava que intenta seducir a su amo, para conseguir su pleitesía, ante el supuesto verdadero amor que siente por un pirata bucanero.

Algo que ya ha sido contado muchas veces también desde el teatro, los grandes de la literatura y muchas películas o simples culebrones televisivos. Esa idea o modo de vida que enfrenta la disyuntiva (burda patraña de cobardes que intentan salvarse a costa de la vida y sentimientos de los demás), de camuflarse entre los valores-ética de la fidelidad, amor verdadero-sexo  o la simple confusión sentimental sin malas intenciones.

Que no te engañe el boato, el despliegue escenotécnico o el virtuosismo y elegancia de los bailarines, la historia es muy sencilla, pero digna de ser admirada en todos los sentidos que nos acerca el arte. Quizás por ser una historia cotidiana en la historia de la humanidad, tal vez, te atrape y te sientas identificado/da al verla. El romanticismo tiene esas cosas pero tampoco olvides que la realidad supera siempre la ficción. Muchas páginas, pentagramas y artes plásticas llenan nuestras vidas con este tema a lo largo de la historia.

Cuando la puesta en escena de esta historia está bien realizada, ni siquiera hace falta conocer el guión para poder entender la historia desde el lenguaje de la danza; valga un ejemplo con esta extraordinaria versión del famoso “pas de deux” (2), que en realidad es una “pas de trois” (3).

El Corsario. Angel Corella, Julie Kent y Ethan Stiefel. ABT. (1999)


La última versión que hemos podido ver en Madrid fue la del English National Ballet, en los Teatros del Canal, dirigido e interpretado en algunas funciones por la española Tamara Rojo; un montaje más que sublime y difícilmente mejorable. Siempre recomendamos que no dejes de ver danza en directo en cuanto tengas oportunidad, porque las artes escénicas deben verse in-situ.


LA GALA DE HOY
EL CORSARIO
(Te dejamos 2 versiones encontradas por estas redes)

DEL CANAL DE ALEXANDER MANZANARES

American Ballet Theatre... Director Artístico: Kevin Mckenzie Pruction Manager: David Lansky, Director Musical: Ermanno Florio, Bailarines: Julie Kent, Angel Corella, Ethan Stiefel, Joaquien de Luz y Vladimir Malakov y The Corps of Ballet American Ballet. Video Producido por la compañía de American Ballet.

DEL CANAL DE MR. LOPEZ 2681 (En cuatro entregas)

Kirov Ballet: Le Corsaire 1/4
Kirov Ballet: Le Corsaire 2/4
Kirov Ballet: Le Corsaire 3/4
Kirov Ballet: Le Corsaire 4/4

Que disfrutes de la velada, un saludo y hasta la próxima entrega. Sergio


ENLACES RELACIONADOS

Lord Byron en Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Lord_Byron
Ópera El corsario en Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/El_corsario
Página oficial del Ballet Nacional Inglés: http://www.ballet.org.uk/

Acerca del ballet "El Corsario" (I). Por: Roger Salas | 19 de abril de 2014
Acerca del ballet "El Corsario" (II). Por: Roger Salas | 20 de abril de 2014
Acerca del ballet "El Corsario" (III). Por: Roger Salas | 23 de abril de 2014
Acerca del ballet "El Corsario" (IV). Por: Roger Salas | 23 de abril de 2014
Acerca del ballet "El Corsario" (y V). Por: Roger Salas | 24 de abril de 2014
Un narguile en "El Corsario" (epílogo). Por: Roger Salas | 26 de abril de 2014


No hay comentarios:

Publicar un comentario