miércoles, 5 de agosto de 2015

PASEOS POR LA DAZA… LAS DANZAS FOLCLÓRICAS DE LOS PUEBLOS – Por Sergio Cardozo

El mes de agosto es el mes del folclore, mejor dicho, el día 22 de agosto desde 1960, la UNESCO designó el "Día Mundial del Folclore" como reconocimiento a William John Thomson, que utilizó el término inglés «folklore» y que fue usado por primera vez el 22 de agosto pero de 1846. Este arqueólogo británico, deseaba crear una palabra para denominar lo que entonces se llamaba «antigüedades populares».

Según la enciclopedia Wikipedia: “El folclore, folclor, folklore o folklor (del inglés folk, «pueblo» y lore, «acervo», «saber» o «conocimiento»), es la expresión de la cultura de un pueblo: artesanía, bailes, chistes, costumbres, cuentos, historias orales, leyendas, música, proverbios, supersticiones y demás, común a una población concreta, incluyendo las tradiciones de dicha cultura, subcultura o grupo social. Además se suele llamar de la misma manera al estudio de estas materias. 

Sin embargo, hubo muchos desacuerdos referentes a qué contenía exactamente el folclore: algunos hablaban solo de cuentos, creencias y otros incluían también festividades y vida común. La definición más ampliamente aceptada por los investigadores actuales de la especialidad es «la comunicación artística en grupos pequeños», propuesta por el investigador de la Universidad de Pensilvania Dan Ben Amos”.

Como forma innata de expresión del ser humano sigo pensando que las primeras formas de expresión del hombre han sido el baile, la música y el canto; lenguajes que sin duda alguna forman el acervo cultural y folclórico de los pueblos, de regiones y naciones. Sin embargo el término “folclore”, en las sociedades más desarrolladas, tienen cierta carga prejuiciosa que tienden a alejarlo de las sociedades que lo han ido generando; más aún hoy día en que la globalización de la cultura desvirtúa en cierta manera el encanto de estas formas de expresiones y la alejan bastante del orgullo que la ciudadanía debiera sentir por ellas como formas de identificación; el peso de “lo culto” presiona demasiado.

Las naciones, sus gobiernos, sus religiones han ido modelando de alguna manera el respeto o desprecio que los pueblos sienten hacia sus raíces folclóricas pero no parece que los extremismos en las diferentes posturas teóricas o ideológicas contribuyan a salvaguardar pacíficamente el gran legado cultural que cada pueblo contiene como parte de su evolución. Pero está ahí, y sobrevive.

Desde este ecléctico blog sobre danza compartiré paseos por la gran riqueza de las músicas y danzas del folclore del mundo y de sus razas. Espero que sepas disfrutar de estos maravillosos paseos.

SÍGUENOS EN FACEBOOK


Nobleza obliga empezar por casa, y aunque me resultan un tanto alejadas sus costumbres y tradiciones, comenzaré con una región española que siempre mantiene su danza como uno de los emblemas de su pueblo que lo identifica. Siempre admiré que la región vasca, y eludiendo todo tipo de polémicas al respecto, tenga como parte de esa seña de identidad una de sus danzas: el aurresku, ¿lo conoces? Esta danza preside todos los actos institucionales, sean oficiales o privados, y ejercen como anfitriones presentando su danza con todo orgullo.




Pero saltemos al más joven de los continentes, Australia. Quizás por esa juventud, mantenga aún sus cantos y danzas más nativas, por muchos conocida al ser representada por sus equipos deportivos.




Volvemos a otra de las danzas identitarias de otros pueblos, también con sonidos corporales pero surgidos de los pies, como en otros tantos países. Nos vamos a Irlanda y sus danzas celtas, cultura que ha estado presente en muchas regiones europeas a lo largo de la historia.




Desde oriente o de occidente, o desde las más remotas culturas y civilizaciones aún encontramos el eco de las danzas, músicas y cantos que han cultivado cada una de las culturas que conviven en este mundo. Si nos remitimos al concepto de que la danza siempre ha sido un reflejo para experimentar y expresar el lado místico, nos vamos a las danzas derviches, en Turquía. Una forma expresiva que también acogió la danza moderna como medio de expresión en los años ’70.




Este gran puzle por recorrer las formas folclóricas a lo largo de la historia de la humanidad puede ser un paseo casi interminable, tal cual sus paisajes y su evolución. De hecho, caigo en la cuenta que no será la única vez que realicemos estos maravillosos paseos por las danzas del mundo.

En su afán de conquistas, la humanidad ha ido trazando caminos geográficos, que quizás introdujeron o influenciaron en las formas expresivas del movimiento que han ido identificanado a sus pueblos, desde el camino romano, la ruta de la seda o la gran conquista del continente americano, son algunas de las sendas trazadas para este mestizaje cultural. Una de esas culturas, y ya para terminar con esta entrega, es la hindú, cultura milenaria y que conserva los primeros escritos que se conserva de sus danzas como forma de expresión. Con un ejemplo de ella me despido de este pots.





Espero que hayas disfrutado del paseo. Y hasta la próxima entrega. Sergio

A todos los que trabajan por el arte y la danza, a los que crean y a los que bailan: ¡muchas gracias!
Gracias por compartir y seguir este blog. Bienvenido a  cualquier comentario o sugerencia: Sergio.

Otros Paseos por la Danza...
≤ Artículo anterior    Artículo siguiente ≥

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR VER EN ESTE BLOG:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada