martes, 6 de mayo de 2014

El cuerpo debe moverse, el tema es saber cómo. Beneficios de la práctica dancística. Por Sergio Cardozo

Nuestro cuerpo está diseñado para moverse y aunque generalmente se asocia la idea de actividad física con el deporte una de las actividades a la que habitualmente también se asiste para satisfacer esa necesidad de movimiento es la danza y el baile, con el componente artístico y de creatividad añadidos.

Desde la revolución industrial y con los adelantos que permitieron una sociedad tecnificada que llevó a que determinados trabajos lo realizaran máquinas, junto con los medios de transportes e infinidad de electrodomésticos inventados para facilitar el trabajo cotidiano, comienza a extenderse la idea de la necesidad de mantener el cuerpo en movimiento.
Esta sociedad tecnológica permite que disfrutemos de tiempo libre pero por contrapartida también nos puede hacer caer en la tentación de ocuparlo en quedar atrapados en esas máquinas y que nos obligan a más sedentarismo.


SÍGUENOS EN FACEBOOK



La necesidad de tener el cuerpo en movimiento para mantenerlo saludablemente activos –tanto física como psicológicamente- está recomendado desde la Organización Mundial de la Salud y avalado por cientos de estudios e investigaciones realizados desde distintos ámbitos de prevención sanitaria, (médicos, psicólogos, pedagogos, etc.).

Existe la idea bastante extendida de que cualquier ejercicio físico es positivo y saludable pero muchas veces se pierde de vista el cuánto, el cómo y porqué motivaciones realizamos determinadas actividades. Es decir, si bien es verdad que cualquier actividad corporal trae implícitas sus ventajas, éstas no vienen añadidas por el mero hecho de realizarla si no tienen en cuenta las características, circunstancias individuales, necesidades, limitaciones y el enfoque de sus contenidos (volumen e intensidad) y finalidades por parte de quien la realiza.

Ya sea por un interés de salud, estético, competitivo, entretenimiento o artístico –como en el caso de la danza y el baile- la motivación para su realización debería estar acompañada de conocimientos y consejos de verdaderos profesionales puesto que una actividad física también tiene como contrapartida una serie de efectos negativos cuando no se realizan adecuadamente.

Cualquiera sea el contexto y los fines de su realización una actividad de movimiento dirigida por un buen profesional estará orientada a la buena ejecución técnica por dos motivos fundamentales: la salud y la eficacia en la ejecución, independientemente de los intereses mencionados en el párrafo anterior. La amplitud de técnicas y estilos de danza y baile son infinitas, al igual que capacidad y personalidades de los profesores en cada una de ellas pero si te gusta bailar, baila.


BENEFICIOS DE LA DANZA Y EL BAILE COMO ACTIVIDAD FÍSICA
¿Sabías que? El 6 de mayo se celebra el Día Mundial de la Actividad Física para motivar a las personas a hacer ejercicio y cuidar la salud. La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que la falta de actividad física es el cuarto factor de riesgo de mortalidad en todo el mundo.

En distintos medios de comunicación se escucha decir que la actividad física mejora y mantiene la aptitud física, la salud y el bienestar de la persona. ¿Pero qué significa esto? En los últimos años se ha investigado mucho y se han mejorado y profundizado en muchas de las técnicas de entrenamiento, al igual que ha sucedido con la danza y que han ayudado a abrir el abanico de conocimientos necesarios para el desarrollo eficaz de cualquier técnica o estilo. Pero nunca debemos de olvidar que los resultados dependerán de cada persona que se acerca a una clase y que las respuestas hacia esa actividad será individual y pueden ser muy distintos  los resultados alcanzados.

A continuación haré mención de algunos de los efectos beneficiosos del ejercicio físico en la salud y hacia el final del post dejaré algunos enlaces que considero interesantes para su consulta y ampliar un poco más esta simple enumeración de dichos efectos. El complejo entramado de elementos físico-químicos con la que está organizada y funciona corporalmente una persona son muy amplios y están íntimamente relacionados, aunque podemos resumirlos de la siguiente manera.

Beneficios a nivel físico

-          Mejora la capacidad muscular y articular general, ampliando las capacidades de fuerza, resistencia, velocidad de reacción, flexibilidad y coordinación general.
-          Puede contribuir a la reducción del peso corporal y alineación postural evitando malos hábitos.
-          Mejora la habilidad y la condición física.

Beneficios a nivel fisiológico

-          Activa y mejora la capacidad cardiovascular y respiratoria, aumentando la irrigación sanguínea y el oxígeno.
-          Estimula la producción hormonal como las endorfinas, testosterona y hormona del crecimiento.
-          Produce efectos en los neuroprotectores en muchas enfermedades neurodegenerativas y neuromusculares.
-          Mantiene y desarrolla el sistema osteoarticular y la densidad ósea.
-          Mejora el sistema inmune y  reduce los niveles de cortisol.
-          Previene enfermedades crónicas graves y potencialmente mortales como la hipertensión, obesidad, enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, insomnio.
-          Puede llegar a modificar el ADN de las células.
-          Puede servir como rehabilitación para determinadas enfermedades.

Beneficios psicológicos

-          Mejora las funciones cognitivas en adultos mayores.
-          Genera nuevas redes neuronales y mejora las funciones cognitivas.
-          Mejora la capacidad intelectual y el rendimiento escolar.
-          Promueve el bienestar psicológico, produciendo efectos moderados sobre ciertos estados depresivos, ansiedad y estrés.
-          Mejora el estado de ánimo, el autoconcepto, autoestima, habilidades sociales, y actitud en el trabajo.

Una actividad física es adecuada para el cuidado personal y mantenimiento del bienestar general pero no hace milagros y muchas veces los resultados no se alcanzan tan fácilmente como se espera, lo importante es la constancia y disciplina en su realización, evitando el desánimo y el abandono de la misma.

A todos los que trabajan por la danza, a los que crean y a los que bailan: ¡muchas gracias!
Gracias por compartir y seguir este blog. Bienvenido a  cualquier comentario o sugerencia: Sergio.


OTRAS ETIQUETAS QUE TE PUEDEN INTERESAR EN ESTE BLOG
Técnicas escénicas para la danza

Técnicas corporales y de movimiento



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada