martes, 6 de diciembre de 2016

La sala Gayarre del Teatro Real se llena de Danza Contemporánea – Por Sergio Cardozo

“La expresión más auténtica de un pueblo está en sus danzas y su música. Los cuerpos nunca mienten”
Agnes de Mille (Bailarina y coreógrafa estadounidense, 1905-1993)

Los días 19, 20, 26 y 27 del mes de noviembre, en sesiones dobles a las 12.00 y a las 17.00 horas, el departamento pedagógico del Teatro Real presentó en la Sala Gayarre, “Transfórmate…”, por la Compañía Somosdanza, de Lucía Bernardo y Cristina Henríquez.

Poca son las oportunidades de ver danza en las tablas del gran Teatro Real y la apuesta por este excelente espectáculo sobre la historia de la danza contemporánea dirigida al público infantil desde los 4 años, me parece de un gran acierto institucional, para acercar la danza al gran público de una manera amena, accesible y divertidamente participativa.

La acogida a la propuesta, tuvo una repercusión inigualable, que agotó las entradas nada más aparecer en la oferta pedagógica que ofrece el teatro; quizás para tener en cuenta por las administraciones y programar esta propuesta con regularidad en la sala.

“Transfórmate. Una historia de la danza” es un espectáculo de obligada asistencia para acercar la danza contemporánea a propios y extraños sobre esta disciplina, desde niños hasta ancianos.

Estuve invitado, por el siempre amable y agradable trato del equipo de prensa del Teatro Real, al ensayo general de la puesta en escena; aquí te contaré algunos detalles más de aquél adelanto que ya hiciera en su momento desde estas mismas páginas.

Espero que lo disfrutes y si “Somosdanza”, con su Transfórmate, se te cruza en el camino, no dejes de verles en directo.

SÍGUENOS EN FACEBOOK


El espectáculo fue concebido en al año 2013, en una residencia artística en el Centro de Danza Canal, en donde Cristina y Lucía cuyo resultado fue el estreno de “Transfórmate, una historia de la danza contemporánea para todos” en julio de ese año. 
Al año siguiente, con el nombre “Somosquien danza”, mostrarían en varias ocasiones el formato de danza-teatro que nos proponen, en un hilarante recorrido por la danza y de algunos de los grandes creadores de la danza del siglo XX.

La “cuarta pared” se rompe desde el primer momento del espectáculo para conectar con el público, cuando aparece su protagonista, e hilo conductor, y entablar un diálogo directo con los asistentes y a los que invita al paseo sobre la historia de la danza a través de los años y de sus protagonistas.

Es realmente loable y de aplaudir el extraordinario trabajo de síntesis al que podemos asistir en esta representación. El punto de partida de las escenificaciones danzas, comienza con un extracto de “Giselle”, para mostrarnos el estilo de danza escénica al que por varios siglos se vieron supeditadas las expresiones dancísticas.

Lucía Bernardo y Cristina Henríquez; con Lucía Rey (además pianista en directo), María Roig y Ricardo Santana, como intérpretes, nos hacen un recorrido por siete de los coreógrafos y artistas más destacados del siglo para acercarnos distintas formas expresivas a través del cuerpo y el movimiento.

La selección de extractos coreográficos de los siete coreógrafos elegidos, es rigurosa, como también las más que probables connotaciones sociológicas y psicológicas de los mismos, con una mirada irónica y divertida, un tanto exagerada, pero con el único fin de quitar solemnidad a los personajes, a veces convertidos en mitos intocables.

El paseo comienza con las grandes rupturas que supusieron a principios de siglo, de Isadora Duncan y Mary Wigman; danza libre desde América y danza expresiva alemana.
Martha Graham o Merce Cunningham como constructores de técnicas expresivas más contemporáneas.

Pina Bausch, como continuadora de la danza-teatro europea, y el norteamericano David Paxton creador de la danza de contacto.
Un guiño especial a la española La Ribot, que cedió una de sus piezas para el espectáculo.

¿Para qué, cómo, cuándo o cuáles son los reales motivos por los que los creadores han ido transformando y reconstruyendo la danza? Nadie lo sabe, y todo va sucediendo por cuestión de gustos y prioridades.

Lo cierto es que, a través de espectáculos como “Transfórmate…”, podemos acercarnos de una manera amena, divertida y didáctica alguno de los hacedores que han marcado su historia. Algo a lo que quizás, deberíamos remitirnos para entender mejor las nuevas formas de expresión a través del lenguaje de la danza.

Los momentos de comunicación con el público son formidables; como cuando les proponen dar las consignas para que los bailarines improvisen en el espacio (tal cual componía Cunningham), o propuestas de participación de contacto en el espacio (como un breve taller in-situ), tal cual propone la pedagogía de Paxton con el contact-improvisation.

¡Enhorabuena Somosdanza y gracias Teatro Real por permitir este pequeño espacio para conocer un poco más la Danza!




A todos los que trabajan y hacen posible la danza, el arte y la cultura, muchas gracias.
Hasta el próximo paseo y gracias por visitarnos. Sergio

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR VER EN ESTE BLOG:
Espectáculos, eventos, ciclos… en nuestra Melange
≤ Artículo anterior   Artículo siguiente ≥




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada