miércoles, 27 de febrero de 2013

Los bailes de Salón II – Por Sergio Cardozo

Un poco de historia de los bailes de pareja. La Gallarda.

Para encontrar los primeros indicios de los Bailes de pareja debemos retroceder hasta las Danzas renacentistas o del Renacimiento europeo (hoy denominadas danzas antiguas o danzas históricas), donde encontramos documentación escrita al respecto en el contexto de las grandes cortes europeas de esta época. La música y el baile llenarán los grandes salones de las cortes de Italia, Francia, Inglaterra o España, como una de las tantas muestras de ostentación de la aristocracia de la época.

Esto no quiere decir que probablemente no existieran anteriormente, pero fue en esta época histórica particular donde surgen los primeros maestros de danza que más tarde llevarían al surgimiento del ballet y del resto de bailes.
 
De la Gallarda al Vals – Libros de danza en la BNE - Biblioteca Nacional de España – Ésta fue una exposición realizada en 2011 y a partir de ella surge mi reflexión para encontrar los indicios de los bailes de pareja.
Del catálogo de dicha exposición podemos extraer el siguiente texto: 

“La danza y la música bailable han estado siempre presentes en todas las sociedades, en algunas lo han hecho de forma más intensa, como en el caso de los estamentos superiores de las sociedades europeas de los siglos XVI al XIX, que exaltaron la danza hasta convertirla en una obsesión, un ingrediente imprescindible de la educación cortesana: proliferaron los maestros de danza, las escuelas y los libros que nobles y burgueses consumían con gran avidez. Mientras, el pueblo llano, con su imaginación inagotable, se encargaba de suministrar las formas coreográficas y musicales con las que se construyeron, mediante una evolución más o menos rápida, las estilizadas danzas cortesanas y teatrales: minués, rigodones, contradanzas, valses, fandangos, seguidillas y otras mil formas de la danza se ejecutaron antes en las fiestas campesinas y en las tabernas que en los salones y escenarios teatrales.
Esta exposición pretende dar a conocer la excelente colección de libros de danza de esa época que conserva la Biblioteca Nacional de España, procedentes en su mayor parte de la antigua Biblioteca Real y de la colección que formó Francisco Asenjo Barbieri (1823-1894), conocido compositor, musicólogo y bibliófilo, hijo y nieto de bailarines, que a su muerte legó a la institución su extraordinaria biblioteca musical”. José Carlos Gosálvez Lara - Director del Departamento de Música y Audiovisuales (BNE).

SÍGUENOS EN FACEBOOK



Quiero advertir al lector que cada vez que hablemos de la historia de los bailes y de las danzas surgen muchas veces algunas contradicciones en su tratamiento y no exentos de ciertas polémicas entre determinados autores, estudiosos e investigadores. Por ello insto a indagar y profundizar sobre cada uno de los temas si tienes un mayor interés en ello.
Hecha la advertencia anterior quiero mencionar a Guglielmo Ebreo da Pesaro que escribió hacia 1463 un tratado con obras propias de sus bailes y de su maestro Domenico da Piacenza (este último considerado el gran maestro y el primer profesional de la coreografía).
Thoinot Arbeau publicó en 1588 Orchesographie, que contiene música y coreografía de diversos bailes, principalmente branles, pero también alguna pavana, varias gallardas, un coranto, entre otras descripciones de bailes de la época.

En el manual de danza de Fabritio Caroso (Italia, Siglo XVI), y en el de Cesare Negri, las danzas desarrolladas incluían una sección de "gallarda".
Un paso especial que se usaba durante la gallarda era denominado "la volta", un acercamiento cerrado e íntimo con la pareja, con la dama elevada por el aire. La volta fue considerada muy escandalosa, y muchos maestros de baile consultaban antes de obligar a realizarla.

Hasta aquí este primer acercamiento a la historia de los bailes de pareja que después de más de 400 años han evolucionado sin duda hasta nuestros días. En su momento desarrollaré algunas historias de los distintos bailes en otras etiquetas del este blog.
Aunque hay más características y detalles de esta danza creí importante mencionar la Gallarda como uno de los primeros indicios de los bailes de pareja porque comparte algunos elementos con los bailes que hoy día están vigentes. Un baile de acercamiento a la pareja, donde se improvisa con los pasos y se comparte el contacto físico.


Os dejo a continuación, un par de escenas cinematográficas donde aparecen algunas imágenes de esta danza y que seguramente habéis podido ver en el cine. Si te gusta este artículo puedes difundirlo libremente en tu Facebook o Twitter.

Elizabethan Dance  


Court Dance from Shakespeare in Love – (1998) 



Fuentes consultadas para este artículo:
-          La Danza y el Ballet – Adolfo Salazar – Fondo de Cultura  Económica – México – 1º edición 1949.
-          Historia de la Danza I – Ma. José Alemany Lázaro – Editorial de Música Piles – Valencia 2009.
-          http://www.clasica2.com/?_=/clasica/Enciclopedia-Musical/Las-Danzas-y-sus-Nombres-La-Volta


OTRAS ETIQUETAS RELACIONADAS EN ESTE BLOG

A todos los que trabajan por la danza, a los que crean y a los que bailan: ¡muchas gracias!
Gracias por compartir y seguir este blog. Bienvenido a  cualquier comentario o sugerencia: Sergio.
Contacto: blogdanzaria@gmail.com    

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada